Search

Guía: 5 pasos para dejar a tu abusador

Updated: Jun 4, 2019

Sólo 5, hazlo por tus hijos. No estás sola :)

Cuando vivía con mi abusador, casi al final, yo pensaba mucho en mis hijos. Todavía no habían nacido y ya estaban amenazados. Mi marido me había dicho varias veces que los usaría en mi contra si yo no hacía lo que él quería. Yo pensaba: "Yo puedo aguantar gritos, ofensas, puedo con esto. Pero un niño no.", "¿Qué va a pasar el día que tengamos hijos? ¿De verdad me va a prohibir verlos si algo hago algo mal? ¿Si nos vamos a su país y el matrimonio no funciona, nunca los va a dejar salir de España como dice?" Querida linda, tal vez tú te hagas preguntas similares. Son preguntas que se quedan mejor, sin respuesta. Yo estoy ¡feliz! de que no me quedé a averiguarlo.


En el edificio de la Condesa donde yo trabajaba, había una señorita del lobby que siempre llevaba bufanda o pashmina. Una ves, su compañera, que era mi amiga, me dijo: "Te haz fijado que nunca se destapa el cuello? Es porque tiene 6 moretones. Su marido la estrangula. Pero tiene miedo de irse por sus hijos."

¡Uy! No sabes cuántas veces he escuchado historias como esta. Conozco mujeres que se quedaron 17 años sufriendo porque tenían hijos con su abusador. Conozco abuelas que hasta la tumba se liberaron de su abusador porque no se atrevían a enfrentarse a una nueva vida sin su abusador y con sus hijos. En este blog no hay espacio para juzgar, lo comparto como parámetro de referencia. Ya que yo he observado también que en otros casos, pasa totalmente lo opuesto: los hijos son un catalizador del cambio. Las madres se atreven más a defenderse de personas violentas porque defienden a sus hijos primero, porque les quieren dar una mejor vida a sus hijos.


Admiro tanto a las que se sacrificaron y se quedaron por sus hijos, como a las que lucharon por salir adelante por sus hijos. A mi, lo que me gustaría es un mundo libre de violencia. Que nadie tuviera que escoger entre irse o quedarse, entre dejar a los hijos o llevárselos consigo, entre pelear la custodia y arriesgarse a perder contacto o quedarse en casa cerca de ellos pero muerta por dentro. Por eso, te comparto los 5 pasos que a mí me funcionaron para huir de los abusos de la violencia doméstica:


Paso 1: Rompe el silencio

Te recomiendo que seas inteligente y escojas personas de toda tu confianza y discretas, alguien con quien puedas contar o con quien en el pasado hayas podido contar incondicionalmente. Prepárate, porque no todo mundo estará listo para escuchar esta verdad tan incómoda. Es importante que estén enterados de lo que está sucediendo ya que ellos estarán velando por tu seguridad y esto te dará fuerza. Sus consejos son un plus, toma en cuenta sólo aquellos que te construyan como persona.

Paso 2: Busca ayuda profesional

Es mejor tener a un profesional que te guíe ya que aunque las intenciones de tus amistades son las mejores, un psicólogo o un psiquiatra ya han acompañado a muchas otras víctimas de violencia a salir adelante y tienen años de entrenamiento en desarrollo humano. Paso 3: Cuando estés lista, comienza a planear la huida y vete en paz. Con énfasis en "Cuando estés lista," ni un minuto menos, ni un minuto después. De acuerdo a The National Domestic Violence Hotline. En promedio una víctima intenta separarse de su abusador unas 7 veces antes de poder separarse definitivamente. Tu objetivo es irte en paz, sin confrontarlo y sólo una vez. Una vez que te hayas ido aplicas el "no contacto". Es la única forma en que estés segura y sana en este momento tan crucial. Ya vendrán días mejores, ¡eso te lo prometo! :)

Paso 4: Perdona, perdona, perdona y vuelve a perdonar. Perdonar es un superpoder.

A ti, a él, a la situación, a tu familia que no se dio cuenta el infierno que vivías, a los que te reprocharon el haberlo elegido como pareja, a los que no te entienden, a tus pensamientos, a Dios, o a quien tengas que perdonar. Una y otra vez. Una y otra vez hasta que no necesites perdonar más: es clave. De tu capacidad de perdonar depende tu libertad interior para construir el futuro de tu vida después del abuso.

. Paso 5: Reconstruye tu persona y ayuda a otras víctimas a salir adelante

Vas a sentir que estas muerta por dentro, vas a sentir que eres como un espejo que se rompió en mil pedacitos y no sabes cuales pedacitos quieres recoger, (y aunque supieras, sientes que no tienes fuerza para recogerlos) y la cerecita del pastel: lo vas a extrañar. Es normal (ya hablaremos de por qué los extrañamos en otra ocasión, porque es un teeeema). Tú tranquila, respira, lo peor ya pasó. Date tu tiempo, quiérete, consiéntete, duerme, haz ejercicio, manualidades, o eso que siempre habías querido hacer y nunca hiciste. Protégete. Ponte la música que te gustaba en secundaria, haz todo eso que de niña te hacía feliz, pinta tu cuarto de tu color favorito, ponte pelis de acción, de aventuras, de la grandeza del ser humano. Dibuja, sal a patinar, vete a ver las nubes, abraza a tu mascota, medita, baila, ve stand-ups en Netflix, di afirmaciones positivas todas las mañanas. Rodéate de tus amigas que recuperaste en el paso 1. Di que sí a todo lo que te inviten, sal. Y aférrate a tus terapias. A mi me salvaron la vida. Trabaja en ti. Reflexiona. Aprende. ¡Come helado! Tente paciencia. Redescúbrete. Reinvéntate. Independízate.


...Y después: comparte con quienes aún siguen atrapadas en el ciclo de la violencia. Habla del tema, ayúdalas a romper el silencio, cuéntales lo que te sirvió, diles lo bonito que se siente vivir tranquila. Compárteles cómo recuperaste tu luz, sonríeles, motívalas, nútrelas, acompáñalas, ora por ellas, y lo más importante: tenles fe y mucha paciencia. ¡Que sirva de algo lo que viviste!

Paso extra, literal para las que quieran ir un paso adelante :)

Ora. Ora por tu fortaleza, ora por tu lealtad a tus valores, por tu sanación, por la correcta y apropiada desintegración de cualquier dolor, tristeza, deseo de venganza, ora para que tu voluntad esté alineada con la voluntad de Dios, ora por que ames como Dios ama, ora por la claridad de tu mente y la serenidad de tus emociones. Ora con gratitud, con respeto con amor. Con profunda confianza.


Mientras oras por ti y por todos, también ora por mí para que pueda llevar un mensaje de esperanza a todo el mundo. Que miles y miles de personas sanen. Que todas las mujeres vivan con plenitud, con paz, con amor, con bondad amorosa y que este mundo sea un lugar libre de violencia. Que los niños que están viviendo violencia tengan los medios para desarrollar una personalidad saludable y liberarse de repetir el pasado. Yo también estaré orando por ti, especialmente si te registras como Miembro para orar por ti con nombre y apellido :)

Con amor y gratitud,

Elisa


Los 5 pasos los escribí unos cuantos días después de haber huido de casa por última vez. Fue un consejo que di a una mujer que en 9gag había publicado que quería una pistola para suicidarse si su prometido seguía siendo violenta con ella. Sus palabras resonaron en mi corazón, yo entendía perfectamente su dolor.


P.D.

Gracias relampagoestudio y Freepick por la foto, ¡wow!



2 views
Mi Serendipity

Es un servicio de apoyo a víctimas y sobrevivientes de violencia. Es la oportunidad de re-escribir tu pasado.

Email: elisa@miserendipity.org

Phone: +1 (832) 977.7180

Suscribirse al grupo de Whatsapp

Mi Serendipity by Elisa Gonzalez. Proudly created with Wix.comTerms of Use  |   Privacy Policy