Search

¿Cómo superar la violencia en tu relación?

Updated: Jun 4, 2019

Guía práctica de 5 pasos para salir de una relación violenta con la frente en alto. ¡Tú puedes! Si me necesitas, estoy aquí para apoyarte en cada paso.

¡Ánimo guapa! al otro lado de la violencia te espera una vida plena. Estoy emocionada por acompañarte y compartir contigo todo lo que he aprendido ahora que vivo libre de violencia.


Lo que comparto a continuación es fruto del proceso que viví cuando por fin tuve la fuerza de separarme y cortar definitivamente la relación de violencia que había entre mi esposo y yo. Como todo en esta página, espero que mi experiencia te sirva para salir adelante. ¡Nada me haría más feliz que saberte a salvo, feliz y libre de violencia!


Fue tan severo el sufrimiento que viví a partir de nuestra boda civil, que en sólo 8 meses mi cuerpo comenzó a enfermarse. Este fue uno de los principales focos rojos que me impulsó a hacer algo por mí, me daba más miedo enfrentarme a un dolor crónico de por vida que enfrentarme a mi abusador.


Vivir recibiendo constantes ofensas, gritos, groserías y amenazas de mi esposo aunado a mi incapacidad de defenderme, provocó en mí dolores crónicos y ardor interior en la pierna derecha. El dolor comenzó en la rodilla y se fue expandiendo hacia arriba y hacia abajo unos 3 centímetros en cada dirección cada día hasta llegar a la parte alta del muslo y el tobillo respectivamente. Esto, combinado con un tic visible en el ojo izquierdo y la muerte inesperada de mi amado papá, fueron el motor que me impulsó a dejar las lágrimas y tomar acción para salvar mi vida.


Por ese entonces mi esposo me había prohibido mencionar la palabra abuso/abusador en casa, estaba amenazada de muchas formas y el ciclo de violencia era de aproximadamente 3 o 4 días. Tenía tanto miedo que no me atrevía a comer algo que él no me permitiera comer incluso cuando él no estuviera presente. Ya te podrás imaginar el resto... Espero que tú no tengas que llegar a estos extremos de violencia para escuchar a tu corazón y decidir, por tu bien, seguir los 5 pasos.


Los 5 pasos los escribí unos cuantos días después de haber huido de casa por última vez. Fue un consejo que di a una mujer que en 9gag había publicado que quería una pistola para suicidarse si su prometido seguía siendo violenta con ella. Sus palabras resonaron en mi corazón, yo entendía perfectamente su dolor.

Paso 1: Rompe el silencio. En mi caso sólo una persona se atrevía a confrontarme y animarme a romper el silencio: Mónica Sepulveda, te estaré eternamente agradecida. Cuando por fin lo logré , fue por un mensaje de facebook a mis mejores amigas y a mi papá una noche que mi esposo me estaba aplicando la ley del hielo y se había ido a dormir a la sala. No recuerdo qué provocó su ira pero me acuerdo que yo estaba en mi cama y no podía parar de llorar. Saqué la fuerza de no se dónde y rompí el silencio (¡aplausos y estrellita para mí!). Fue una de las mejores decisiones que pude haber tomado.


Te recomiendo que seas inteligente y escojas personas de toda tu confianza y discretas, alguien con quien puedas contar o con quien en el pasado hayas podido contar incondicionalmente. Prepárate, porque no todo mundo está preparado para escuchar esta verdad tan incómoda. Yo perdí temporalmente a una de mis mejores amigas y un año después nos contentamos. Ahora somos más que hermanas. Los demás estuvieron al pie del cañon apoyándome hasta el paso 5. No te preocupes si pasa algo así, es normal. Para ellos es muy difícil y doloroso verte en esta situación, a veces no saben cómo reaccionar positivamente. Muchas veces no están preparados para decir nada más que: "te lo dije" o "eres una tonta"o "él es un hijo de tal por cual."Aléjate de quien no te traiga paz y busca acercarte a quienes respondan con más madurez a tu mensaje.


Escucha pacientemente lo que tengan que decirte y usa tu discernimiento para tomar sólo lo que te sirve y desechar el resto. Yo recuerdo que mi papá me decía que por favor no me embarazara, y que una pareja se llama pareja porque esposo y esposa son equipo, iguales, nadie por encima de nadie (¡mi papá era lo máximo!) En realidad, lo único que necesitas de ellos es que estén enterados de lo que está sucediendo ya que ellos estarán velando por tu seguridad y esto te dará fuerza. Sus consejos son un plus, toma en cuenta sólo aquellos que te construyan como persona.


Paso 2: Busca ayuda profesional A mí me tomó unos dos o tres meses de terapia psicológica estar lo suficientemente fuerte para comenzar a intentar dejar a mi abusador. Espero sinceramente que para ti sea menos tiempo. Es mejor tener a un profesional que te guíe ya que aunque las intenciones de tus amistades son las mejores, un psicólogo o un psiquiatra ya han acompañado a muchas otras víctimas de violencia a salir adelante y tienen años de entrenamiento en desarrollo humano.


Personalmente, a raíz de lo que viví, decidí volverme una experta en ayudar a aliviar el sufrimiento humano y sanar a las personas que estén en relaciones de violencia :). Tengo 5 certificaciones y con mucho gusto puedo apoyarte. También tengo alianzas con diferentes profesionales de la salud en medicina tanto tradicional como oriental y coaching que pongo a tus órdenes con todo cariño. Juntas podemos encontrar la mejor opción para ti, todos son excelentes personas y profesionales, algunos de ellos son precisamente quienes me ayudaron a mí hace 4 años.


La idea es hacerlo lo más fácil posible, para que salgas adelante pronto y bien. Es por esto que cualquier terapeuta, coach, consultor o sanador que esté aliado conmigo para lograr tu pronta recuperación te puede atender presencialmente o por videollamada -hay de chile, mole y pozole para estar al servicio de todos los gustos, personalidades y necesidades :D-


Lo bello es que está comprobado que los resultados son los mismos independientemente de si vas físicamente a un consultorio, o haces tu sesión por videollamada. Envíame un mensaje de texto a +1(832)977.7180 o un mail a elisagonzalezalanis@gmail.com y cuéntame qué necesitas, estoy para servirte.


*Pausa para que vayas por los kleenex, aquí viene lo rudo*


Paso 3: Cuando estés lista, comienza a planear la huida y vete en paz. Con énfasis en "Cuando estés lista," ni un minuto menos, ni un minuto después. De acuerdo a The National Domestic Violence Hotline. En promedio una víctima intenta separarse de su abusador unas 7 veces antes de poder separarse definitivamente. Tristemente, o Felizmente yo encajo perfecto en esta descripción: Tristemente, porque me duele que tanta gente pase por lo que yo pasé. Y felizmente, porque sólo son 7 en promedio ¡y no más! Trata de reducir este número a 1 lo más que puedas. Tu objetivo es irte en paz, sin confrontarlo y sólo una vez. Una vez que te hayas ido aplicas el "no contacto". Es la única forma en que estés segura y sana en este momento tan crucial. Ahórrate los errores que yo cometí para poder aprender esta lección tan importante que te comparto.


En mi caso una vez me fui a casa de una Amiga y su esposo. Mi papá me apoyó por teléfono todo el tiempo para ser fuerte. En la noche, mi esposo lloró mucho y me sentí mal y volví al día siguiente (Gracias por tu paciencia Ele! te amo!). Nos reconciliamos y me hizo hacer una lista de todas las cosas que iba a corregir en mi comportamiento para "ser una mejor esposa" Recuerdo que ese fue el día que rompió todos los marcos y los cristales de los marcos del collage de fotos que teníamos en el departamento. (Lo perdimos. Que bueno que no estuve ahi para servir de receptáculo de su ira mientras rompía todo.)


Otra vez, me fui porque me hizo una grosería. Otra vez, me convenció de quedarme con él porque era una fecha especial, creo que algún aniversario. Otra vez, me fui y me pidió que volviera y cuando volví me trató muy mal y me volví a ir. Una vez mi mamá se super rifó y me ayudó a sacar mis cosas del depa. Creo que luego regresé con la mayoría de las cosas (¡epic fail!). Otra vez, fue a mi trabajo a darme un abrazo y pedirme que volviera (mejor abrazo del mundo). Otra vez, me pidió que considerara volver y que lo pensara y cuando le dije que ok que lo iba a pensar, en lugar de decirle que quería regresar, se enojó en el coche. Me acuerdo perfecto que estaba manejando por el parque México en la Condesa. Otra vez, me humilló tan tremendo como si fuera peor que una prostituta usando mi sexualidad en mi contra y fue tan desgarrador que no tuve fuerzas para irme, me quedé como zombie. Otra vez me fui y le dejé una carta y volví porque era el recital del kinder de mi cuñadito. Otra vez, me hizo un video increíble, un rally de amor y me volvió a pedir matrimonio de rodillas con un ramo gigante de flores para que volviera con él...ya no me acuerdo qué respondí. Por esta época de ir/venir fue cuando falleció mi papá. Honestamente creo que algunas otras cosas las bloqueó mi cerebro por supervivencia...a demás, el dolor que me provocó todo esto me impidió llorar la muerte de mi papá bien. Eso lo hice en su 1er aniversario luctuoso. Pero me acuerdo que otra vez dijo que el que se iba era él y se iba a ir a España. Y Otra vez, me fui y volví por algo que olvidé y tenía atrancada la puerta por dentro con una silla (como en las películas).


...Ya me cansé de escribir...Creo que el punto está claro.


Te atraen con amor o con amenazas o con promesas o con chantajes o con actos cariñosos y luego ya que estas en casa, sale la garra, la grosería, los gritos, la ofensa, la indiferencia o un amor desmedido y muchísimas atenciones, regalos, viajes, cariño etc. (who knows?) te toca tipo ¡Catafixia de Chabelo Cuate! :( nunca se sabe qué va a pasar.


Este proceso es muy doloroso y peligroso. Asumo total responsabilidad de la falta del correcto manejo de mis emociones y el no haberme podido defender mejor yo estaba en esa época trabajándolo en terapia. Por eso: hago énfasis nuevamente en que lo planees, lo lleves a cabo con todo tu ser y con todas tus fuerzas y si tienes ayuda con ayuda; sólo una vez, no vuelvas por nada del mundo (cada vez duele peor).


Y NUUUUNCA SE TE OCURRA CONFRONTARLO por tu propio bien. Yo lo confronté una vez porque estaba cateando mi bolsa un día que iba a salir con mi mejor amiga y encontró mis apuntes de terapia donde estaba estudiando todo sobre los tipos de violencia que existen, sus características y las que estaban presentes en su comportamiento y mi matrimonio.


(Dato cultural: Empecé a estudiar hace 4 años para poder dedicarte este blog el día de hoy ;) xoxoxoxo)


El último día no se me olvida por nada del mundo: lo confronté y cayó en una crisis balbuceando y meciéndose en un sillón mirando al vacío como autista y fumando un cigarro tras otro. Y se fue a dormir con pastillas. No me atreví a dejarlo solo. Siempre hay mucho amor de por medio (ojalá fuera amor del sano). Me quedé a cuidarlo esa noche. Al día siguiente se despertó como si nada hubiera pasado, se metió a bañar, se estaba arreglando para ir al trabajo muy guapo como siempre, y cuando fui a ver cómo estaba y a hablar con él, me dijo que la que estaba haciendo violencia psicológica y abuso era yo a él. Me dijo que yo era una persona tóxica en su vida y que no me quería volver a ver...en su vida.


Así es que, mis queridas lectoras, la última vez que me fui, no me fui por voluntad propia, literal me corrieron de la casa con la firme creencia que en esta historia yo soy la parte abusadora violenta.


Sólo para concluir la historia de ese día agregaré que yo tenía que ir a trabajar también, tenía un cargo con muchas responsabilidades en un trabajo muy valioso para mí y estaba haciendo mi mejor esfuerzo por hacerlo bien. Me fui. Sin drama, sin lágrimas, en shock por su acusación y su extrema negación de la realidad. Cuando volví a casa después del trabajo me di cuenta que ya no tenía más lágrimas para llorar. El estaba en el sillón viendo la TV y sólo hice una pregunta:


-¿Estás seguro de que no me quieres volver a ver?

-Sí

-Ok,bye

*Tomé a mi perrito, mi bolsa y me fui. Muy tranquila.*


¿Te diste cuenta cuánto trabajo, esfuerzo, dolor, lágrimas etc. me costó aprender cómo hacer el paso 3? Espero sinceramente que mi testimonio te ahorre todo eso.


A la fecha no lo he vuelto a ver. Pero le mando siempre mis mejores deseos y todas las bendiciones y la paz que puedo.


Ahora comprendo que es un choque tan fuerte de la realidad el saber que te está haciendo daño tan gravemente, que su psique no lo tolera y caen como en shock. Moraleja? Nunca confrontar a tu abusador.


Espero que tanto detalle te sirva para hacer tu mejor esfuerzo en irte sin voltear atrás, sin volver, sin confrontar, sin exponerte al peligro.


Mejor vete en paz, sin lágrimas, con convicción.


Ya vendrán días mejores, ¡eso te lo prometo! :)


Paso 4: Perdona, perdona, perdona, perdona y vuelve a perdonar. A ti, a él, a la situación, a tu familia que no se dio cuenta el infierno que vivías, a los que te reprocharon el haberlo elegido como pareja, a los que no te entienden, a tus pensamientos rebeldes, a Dios, o a quien tengas que perdonar. Una y otra vez. Una y otra vez hasta que no necesites perdonar más porque sólo hay aprendizaje, amor, comprensión, buena voluntad y compasión en tu corazón. Sobra decir que este paso dura años y se entreteje con el 5to paso.


Es el paso más hermoso y es clave, por eso me emociona tanto el poder compartir gratuitamente con todo el mundo por medio de este sitio web la técnica del perdón que está en el homepage. ¡Es oro! De tu capacidad de perdonar depende tu libertad interior para construir el futuro de tu vida después del abuso.


Paso 5: Reconstruye tu persona y ayuda a otras víctimas a salir adelante Vas a sentir que estas muerta por dentro, vas a sentir que eres como un espejo que se rompió en mil pedacitos y no sabes cuales pedacitos de tu personalidad quieres recoger, vas a tener muchas ganas de dormir horas y horas o más bien:ganas de no estar despierta. Tal vez también de no vivir. Yo no comí por varios días (aunque quería no podía, mi cuerpo estaba en huelga) y dormí como si no hubiera un mañana. Vas a tener muchos días malos y muy pocos días buenos al principio. Pero te prometo que ***si te mantienes en no contacto con tu abusador*** poco a poco, esta balanza se irá invirtiendo y un día te vas a dar cuenta de que ya no te acuerdas cuál fue tu último día malo. Tranquila, lo peor ya pasó.


Date tu tiempo, quiérete, consiéntete, duerme, haz ejercicio, manualidades, o eso que siempre habías querido hacer y nunca hiciste. Protégete. Ponte la música que te gustaba en secundaria, haz todo eso que de niña te hacía feliz, pinta tu cuarto de tu color favorito, ponte pelis de acción, de aventuras, de la grandeza del ser humano. Dibuja, sal a patinar, vete a ver las nubes, abraza a tu mascota, medita, baila, ve stand-ups en Netflix. Rodéate de tus amigas que recuperaste en el paso 1. Di que sí a todo lo que te inviten. Y aférrate a tus terapias. A mi me salvaron la vida. Trabaja en ti. Reflexiona. Aprende. ¡Come helado! Tente paciencia. Redescúbrete. Reinvéntate. Independízate.


Cualquier dolor que sientas en estos días, es nada comparado con lo que ya viviste. No es nada comparado con seguir en esa relación violenta. ¡Estás mejorando! ¡Y vas hacia adelante con vuelito!¡Estas comenzando a recuperar tu luz, y pronto brillarás tanto que querrás compartir tu luz siempre!


Mantente rodeada de personas, y si tienes trabajo: levántate y ve a trabajar. Pon una sonrisa, haz tu mejor esfuerzo. Recuerda que todo en esta vida pasa y esto también pasará.


**En esta etapa fue cuando escribí el primer boceto de los 5 pasos, que gusto poder compartirlo contigo hoy**


¡Tira pa'lante! que sirva de algo lo que viviste. Cuenta tu testimonio o comparte el mío si te ayudó. Sé voluntaria, habla del tema, adopta una víctima de violencia para ser su coach hacia una vida libre, comparte los libros, frases o experiencias que te ayudaron a reconstruirte. Haz un donativo mensual a una causa cercana a tu corazón. Haz lo que esté en tu poder para hacer de éste, un mundo mejor con todas las grandes lecciones de vida que acabas de aprender.



Con amor,

Elisa






-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Bonus - Extra - Pilón

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Mientras escribo esto (4 años después del drama), me encuentro viviendo una vida plena y totalmente alejada de las relaciones tóxicas, violentas o abusivas. Buscando nuevas formas de servir. Ahora puedo ver con claridad que agregaría otro paso a mi proceso si pudiera regresar el tiempo: La Oración.


Si eres una persona creyente, espiritual o religiosa puedes estar segura de que la oración hace milagros. Si no, te garantizo que el universo esta comploteando a tu favor, pídele lo que necesites. Por cierto: No se vale pedir que él cambie, esa es su responsabilidad si la quiere tomar. Se vale mandarle muchas bendiciones y buenos deseos, deseos de que sane su corazón porque creeme, él también está sufriendo ¡y mucho! Pero ese es tema para otro artículo o video. Dejémoslo en ora: por tu fortaleza ora por tu lealtad a tus valores, por tu sanación, por la correcta y apropiada desintegración de cualquier dolor, tristeza, deseo de venganza, ora para que tu voluntad esté alineada con la voluntad de Dios, ora porque ames como Dios ama, ora por la claridad de tu mente y la serenidad de tus emociones.Ora con gratitud, con respeto con amor. Con profunda confianza.


Todo es perfecto, y todo pasa por una razón. Mientras oras por ti y por todos, también ora por mí para que pueda llevar un mensaje de esperanza a todo el mundo. Que muchísimas generaciones se sanen de la violencia que vienen pasando de generación en generación. Que todas las mujeres vivan con plenitud, con paz, con amor, con bondad amorosa y que este mundo sea un lugar mejor, que predomine la práctica de ahimsa. Que los niños que están viviendo violencia tengan los medios para desarrollar una personalidad saludable y liberarse de repetir el pasado.


Yo también estaré orando por ti, especialmente si te registras como Miembro para rezar por ti con nombre y apellido :)

Un fuerte abrazo,

Elisa












Especial Agradecimiento:


¡Gracias freepick por la inceible foto!




(#miserendipity #mitestimonio #5pasosmiserendipity #libredeviolencia #sobrevivientedeviolenciadomestica #metoo)



63 views1 comment
Mi Serendipity

Es un servicio de apoyo a víctimas y sobrevivientes de violencia. Es la oportunidad de re-escribir tu pasado.

Email: elisa@miserendipity.org

Phone: +1 (832) 977.7180

Suscribirse al grupo de Whatsapp

Mi Serendipity by Elisa Gonzalez. Proudly created with Wix.comTerms of Use  |   Privacy Policy